martes, 16 de febrero de 2010

La familia de Carlos IV

1 comentario:

Fernando Macias dijo...

En 1800 Goya recibe el encargo de pintar un gran cuadro de grupo de la familia real, que se materializó en La familia de Carlos IV. Se conserva en el Museo del Prado en Madrid. Dispone a la realeza en una estancia del palacio situándose el pintor a la izquierda pintando un gran lienzo en un espacio en penumbra.
Este retrato esta pintado con óleo sobre lienzo. Da sensación de equilibrio, ya que aparecen posando. Utiliza colores claros en los personajes con una pincelada ligera. La luz se concentra en los personajes, por lo que suponemos que tienen una ventana frente a ellos.
Da sensación de tridimensionalidad gracias a que los personajes que intenta colocar mas cerca les da colores mas claros y mayor tamaño que a los de atrás.
Pertenece al neoclasicismo. Busca la belleza y la perfección con un estilo sencillo.
En la pared se ve un cuadro de motivo desconocido. Se da prioridad a mostrar una idea de la educación basada en el cariño y la activa participación de los padres, lo que no siempre era usual en la realeza.