domingo, 14 de febrero de 2010

Los Girasoles (Van Gogh)

2 comentarios:

Teresa Rodriguez Del Cuvillo 4ºB dijo...

Los girasoles son un conjunto de obras pictóricas realizadas por el pintor postimpresionista Vicent van Gogh. Estas obras fueron realizadas entre 1888 y 1889 para la decoración de la casa amarilla de Gauguin y representan los girasoles en todas las etapas de su vida desde que son flores hasta que se marchitan.

Las dimensiones de esta pintura son de 93cm x 72cm y representa un jarrón con 15 girasoles, actualmente se encuentra en la National Gallery (Londres).
La pintura es un óleo. Los colores empleados son una amplia gama de naranjas, amarillos, ocres, beiges etc. La técnica empleada son pinceladas fuertes en pequeños toques para dar volumen a los girasoles. El jarrón, sobre el que se encuentra la firma, se sitúa sobre un espacio, probablemente una mesa, en el cual se contrastan los colores para dar profundidad. En él se aprecian muy claramente los toques del pincel. Los girasoles se distribuyen por el espacio contrastando sus tonalidades con el fondo.
La pintura es una clara representación del estilo postimpresionista: los colores vivos, las pinceladas distinguibles y mucha luminosidad.

Anónimo dijo...

Marta Jiménez Sierra 4ºC dijo...
Nombre de la obra: Jarro con quince girasoles (1888)
Autor: Vicente Van Gogh.

Van Gogh fue un pintor neerlandés, principal exponente del postimpresionismo.
El artista llegó a crear hasta tres cuadros iguales con quince flores, y otros cuatro con doce flores.
Estos cuadros se encuentran actualmente en la National Gallery, Londres.
Todos ellos, realizados al óleo sobre lienzo.
Van Gogh tenía estos cuadros sobre la fachada de su casa en Arles, y creó esta serie de cuadros
con el motivo de mostrar todas las etapas de su vida, desde plenamente en flor hasta que se marchita.
Uno de estos cuadros también se usó como elemento decorativo de la habitación de su amigo Paul Gaunin.
Este cuadro, es simplemente un reflejo de sus escenas costumbristas, pero con carácter simbólico.
En él, se encuentra un jarrón; con flores de tonos vivos (amarillo, naranja, rojo, verde y verde limón) que dan sensación de luz y brillo; y simplemente eso, quince flores, de tipo girasol y otras.
El color está aplicado con pinceladas fuertes, agresivas, en pequeños toques salteados, que destacan la plasticidad de la pintura que crea un fino relieve en la tela, para dar volumen a los girasoles.
Representa una sensación de equilibrio, con presencia de figuras geométricas como círculos.
Es un dibujo enérgico, debido a los colores vivos empleados, y de líneas poco marcadas de uso exclusivo para dar voluminosidad a las flores.
El autor no pretende dar una situación tridimensional, sino refleja una imagen plasmada en un plano.
Exclusivamente juega con los tonos de color para ofrecer importancia y destaque de las flores sobre el cuadro.
La obra, pertenece al postimpresionismo, en la que se refleja claramente el uso de temas costumbristas.
Tiene una función decorativa, y como significado simbólico es las distintas etapas de su vida, asimilándola a las de las flores.
La obra se hizo en verano a finales del 1888 y principios del siguiente